El alumno como centro de todo

Desde hace 51 años, en la Escuela Activa Integral se ha buscado formar personas capaces, creativas, responsables, seguras de sí mismas, solidarias y que cuidan de su entorno.

Esta misión se ha fortalecido a lo largo de los años, adaptándose a una sociedad cambiante, con nuevas necesidades y sobre todo, retos cada vez mas fuertes.

Ante una nueva realidad social, en los últimos años los maestros y directivos de la Activa se sumergieron en un profundo ejercicio de análisis y reflexión para detectar las oportunidades de actualización y mejora de las actividades formativas, y determinar las acciones necesarias para conformar un nuevo modelo educativo, siempre de la mano con los principios fundacionales y formativos que han caracterizado a la institución.

 Es así como durante este ciclo escolar se trabaja en implementar nuevas caminos que lleven a enriquecer aún más la formación integral de los alumnos activos, siendo ellos el centro del proceso, de forma activa y de la mano -más que nunca- del maestro.

 Esta nueva propuesta de la EAI, que conserva el mismo carácter innovador mostrado desde el inicio en 1972, enmarca sobresalientes características:

Se centra en el aprendizaje de habilidades

Esto implica para el estudiante el saber el cómo, y no solo el qué. Además, representa el reto de lograr la aplicación de conocimientos en escenarios y situaciones distintas en las que fue aprendido algo.

 Avance de los programas en función del alumno

El ritmo del avance de los programas formativos lo marca el propio aprendizaje de los alumnos, no el cumplimiento de temas revisados -como ocurre en la didáctica basada exclusivamente en la enseñanza-.

 Nueva forma de organización del cuerpo docente

Integrados en colegios, por área de conocimiento e involucrando a las tres secciones -Kínder, Primaria y Secundaria-, los maestros sesionan semanalmente para:

  • Establecer las habilidades que aprenderán los alumnos,
  • Cómo evaluar lo aprendido, y
  • Qué acciones se implementarán con base en los resultados de aprendizaje, buscando que cada uno de ellos alcancen el perfil deseado en el corto y largo plazo.
 

 De esta forma, los maestros se convierten en investigadores de su propio ejercicio didáctico, al analizar de forma recurrente el avance de cada uno de los estudiantes.

 

 Con esta actualización en la forma de aprender, la Escuela Activa Integral enriquece la experiencia formativa de esta comunidad educativa, teniendo siempre como premisa el contribuir a un mejor desarrollo de alumnos, maestros y padres de familia. Y por supuesto, influir de manera positiva y propositiva en el logro de una mejor sociedad.

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?