Logo Escuela Activa Intetral
 
 
   
Inicio Activa Integral Didactica Plan Didáctico Noticias Eventos Contacto


La metodología de la EAI está integrada fundamentalmente por todas las actividades consideradas en el Plan Didáctico de la escuela y por nuestra Didáctica Inteligente (Principio de Aplicabilidad). El eje rector de las actividades en la EAI está basado en su leyenda inicial desde 1972: "Aprender haciendo, aprender jugando y aprender pensando". Las actividades cotidianas en nuestra escuela tienen la función no sólo que el alumno aprenda a hacer cosas diferentes, haciendo y no sólo hablando de ellas como ocurre en la didáctica tradicional.

 

 

 

Por aprender jugando se entiende que el alumno haga cosas de interés para él, en la medida de lo posible, y por tanto le sean divertidas y pueda jugar a ser conferencista, a identificar diptongos, a encontrar soluciones grupales en la Asamblea Escolar, a identificar y nombrar planetas de acuerdo a sus características, etc. En este sentido el empleo del material didáctico apropiado, o bien, los Paseos Didácticos son esenciales. El aprender pensando implica que el alumno reflexione sobre lo que hará, hizo o está haciendo para pensar (autoenseñarse) y formalizar así su conocimiento de algo.


A continuación se presenta brevemente las características de nuestra Didáctica Inteligente cuya relación con los tres elementos anteriormente señalados, hacer, jugar y pensar, es una condición indispensable.

 

Didáctica Inteligente


Se refiere a un procedimiento que en términos generales se opone a la pedagogía y didáctica tradicional. En esta última el profesor es el que habla, ejemplifica, argumenta, corrige y evalúa lo aprendido, en tanto que el alumno sólo escucha a su profesor. En términos generales lo que se puede observar de esto es que el alumno hace muy poco y en cambio el profesor hace casi todo. Por su parte, la didáctica activa surgió precisamente en contra de la pasividad del alumno, enfatizando que el alumno es el que debe hablar, tocar, observar, inferir, hablar, ejemplificar, corregir, evaluar, etc.

 

Con base en la didáctica activa propuesta por grandes pensadores de la educación, en la EAI acorde a su perspectiva de lo psicológico formalizó un procedimiento que denominó Principio de Aplicabilidad, tomando como referencia los trabajos de Gilbert Ryle y Emilio Ribes. El Principio de Aplicabilidad favorece que el alumno aprenda de manera inteligente y pueda aplicar lo aprendido en su vida cotidiana de manera efectiva.

 

Las características fundamentales del Principio de Aplicabilidad son:

 

  1. El profesor parte de una situación cotidiana relacionada a lo que enseñará para asegurar el interés del alumno en la clase, además de hacer preguntas clave en función del objetivo de aprendizaje previamente planeado.
  2. El profesor presenta diversos ejemplos de la situación o característica que quiere que su alumno identifique, y una vez que lo considera oportuno, le pide a sus alumnos que den ejemplos parecidos o similares a los que él presentó.
  3. A partir de los ejemplos que el profesor presentó, pero sobre todo de los ejemplos de sus alumnos, el profesor pregunta qué tienen en común todos los ejemplos presentados. En este momento el profesor está buscando que sus alumnos identifiquen la o las características en común que pueden constituir una regla, máxima o concepto.
  4. Una vez que los alumnos formularon la regla, máxima o concepto con la guía del profesor, éste nuevamente presenta ejemplos en aras de evaluar la aplicación del concepto en diversas situaciones con retroalimentación inmediata. En este punto es importante que el alumno también dé ejemplos en los que se identifique la aplicación correcta o incorrecta del concepto. La retroalimentación de lo que los alumnos digan puede ser realizada idealmente por sus compañeros.
  5. El último paso es que el alumno tenga que resolver diferentes situaciones de acuerdo a la formulación de la máxima, regla o concepto que previamente se elaboró pero con fines meramente evaluativos. En este momento el profesor puede identificar si su alumno aprendió, qué aprendió y cuáles serán las estrategias para que su alumno aprenda en caso de no haberlo hecho.

 

Algunos de los beneficios de nuestra Didáctica Inteligente son:
a) El alumno aprende a partir de lo que es familiar o conocido para él, de tal manera que se asegure su interés en lo que aprenderá y que tenga sentido para él.
b) El alumno comprende, no memoriza.
c) El alumno infiere, cuestiona, analiza, presenta ejemplos, reflexiona su hacer, formula reglas y conceptos, retroalimenta y está en posibilidad de enseñar lo aprendido a sus compañeros.
d) El alumno formaliza su conocimiento una vez que reflexionó lo aprendido.
e) El alumno aplica lo aprendido a otras situaciones escolares y a su vida cotidiana de manera efectiva.

circulares

calendario

 


 


 

 

 

Mapa del Sitio

Términos y Condiciones

Sobre el Sitio

Contacto

 
Dr. Romero 21 pte. Col. Gabriel Leyva C.P. 80030. Culiacán, Sinaloa, México. - Teléfonos: (667)715-24-00 y (667)716-31-66